Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Acceso asociados:

Nueva ley de garantías de bienes de consumo duradero

Miércoles, 23 Enero 2013

dirigida a los bienes destinados a ser adquiridos por consumidores

Nueva ley de garantías de bienes de consumo duradero

La nueva Ley de Garantía de Bienes de Consumo Duradero, está dirigida a los bienes destinados a ser adquiridos por consumidores, y no a los bienes adquiridos por profesionales.

 

Lo primero que se puede preguntar es ¿Cómo se diferencia quienes son consumidores y quienes profesionales a los efectos de estar incluidos o no por esta Ley?

Se considera que un comprador es un CONSUMIDOR, cuando adquiere el material para un destino ajeno a una actividad profesional. Se considera que un comprador va a destinar el material comprado a uno PROFESIONAL cuando va a incorporar el citado material a una actividad profesional, un estudio de grabación, una discoteca, un teatro, una empresa de alquiler, etc. La diferenciación entre un uso y otro es de gran trascendencia, y lo mas practico es el tratar de definirlo en el momento de la venta.

Si un bien es de CONSUMO, el comprador va a tener todas las ventajas recogidas en la Ley, posibilidad de devolución si tiene algún defecto de fabrica, si no se ajusta a la descripción realizada por el vendedor, si no tiene las cualidades manifestadas mediante una muestra o modelo etc. Además, va a tener la ventaja de que, durante los seis primeros meses desde la fecha de compra, va a ser el vendedor el que deba de demostrar que si el material adquirido es o no conforme; es decir es el vendedor el que debe de demostrar si el material está sujeto o no a GARANTIA. A partir del sexto mes y hasta los dos años que fija como mínimo la ley, será el comprador el que deba de cargar con dicha “prueba”. · Si el bien es adquirido para uso PROFESIONAL, entonces no va a estar sujeto a las ventajas que se han señalado anteriormente. Entonces los bienes destinados a uno profesional ¿no tienen garantía?. Los bienes destinados a uso profesional, si tienen GARANTIA, la cual se rige por una normativa diferente a los bienes de consumo. Los bienes de uso profesional se rigen, en primer lugar por la voluntad de las partes y a continuación por lo señalado en el código de comercio y en el código civil. Cuando se señala “la voluntad de las partes” se hace referencia a que comprador y vendedor pueden haber pactado en el momento de la compra unas condiciones especiales de GARANTÍA, las cuales son las que van a regir para el material adquirido. Por otro lado, es de destacar que un material destinado a uso profesional, tiene derecho a ser reparado si se demuestra que tiene un defecto de fabricación e incluso se pueden solicitar daños y perjuicios ocasionados por la venta de un material defectuoso, pero siempre y cuando la responsabilidad sea del fabricante por defecto de fabrica, y todo ello aunque no exista un documento formal de garantía entre las partes o no haya sido pactado nada al respecto entre comprador y vendedor.

Tal y como establece el art. 1484 y siguientes del Código Civil y el art. 333 Y SS del código de Comercio, cuando se adquiere un bien el mismo debe de estar conforme. La existencia de defectos o vicios ocultos dará lugar al derecho del comprador al resarcimiento de los daños y perjuicios que se le hubiesen ocasionado.